Seleccionar página

cerrajerobarcelona.online
En el siguiente artículo trataremos de explicar todo lo que se necesita para poder instalar un portón corredizo no eléctrico sin la necesidad de contratar a un experto. Esperamos que con esta guía puedas enterarte de manera fácil, sencilla, entretenida y didáctica de todo lo que hace falta para que logres por ti mismo instalar ese portón que desde hace tiempo necesitas tal vez en el garaje de tu casa, y que hasta ahora no te habías decidido a montar ya sea porque no te creías con la suficiente habilidad o porque no te había sobrado el tiempo. Pero ya que te decidiste, ¡manos a la obra!
Lo primero que necesitas es tiempo, calma y determinación. Además, siempre es importante contar con un espacio adecuado sin perturbaciones de ningún tipo donde puedas acometer debidamente los procesos para la consecución de este fin; es decir: ¡Instalar un portón corredizo!
Pasos a seguir
Una vez bien establecido esto, lo próximo sería que empezases por cortar la pared, para ello seguramente necesitarás una amoladora. La incisión debe ser muy cercana a la abertura que necesitas. Acto seguido, debes de retirar los escombros. Así obtendrás un buen agujero.
Seguidamente habrás de colocar dos viguetas en la parte superior de lo que será el portón. Éstas deben de sobrepasarlo por no menos en veinte centímetros de cada lado, ya que actuarán como el apoyo que se necesita para sostener todo el peso.
Puestas la viguetas procedes a instalar el marco, procurando en hacerlo muy bien. Para ello habrás de nivelar el ángulo superior correctamente, con mucha atención, luego lo cual lo sujetarás despacio no sobrecargándolo con el concreto ya que existe la posibilidad de que lo empuje y curve hacia el centro. Para ello debes tratar de mantenerlo bien derecho, si es posible reforzándolo con madera percatándote de que tenga los mismos centímetros en todos sus puntos.
Luego empezarás a poner los rieles frontales. Acto seguido, procederás a colocar las guías que van en el piso alineadas, eso sí, con los rieles superiores. Deben tener exactamente las mismas medidas porque, como es lógico suponer, si la guía y el riel quedan dispares lo más seguro es que pueda suceder un accidente a la hora de deslizar el portón y que, en cualquier momento se descarrile o, en el mejor de los casos, se tranque, de manera que sería trabajo perdido porque habría que desmontar todo y rehacerlo de nuevo. Por ello debe preocuparse usted por nivelar óptimamente todas las partes del portón con miras a que encajen con completa similitud.
Se puede decir que la última parte, la de poner las ruedas o rolletes puede resultar ser la más fácil si se ha atendido en detalle a todas las sugerencias. Para ello debe atornillarlos y procurar seguir sus propios registros para que queden bien alineados a todo el conjunto y sostengan perfectamente a todo el portón. Habrá de dejar secar todo muy bien.
Si todo fue correctamente dispuesto y respetó usted todos los procesos de seguro no debe tener ningún problema y seguramente tendrá un portón corredizo bien armado y montado y en correcto funcionamiento. No se olvide nunca de chequearlo periódicamente dado que un portón es un objeto pesado y contundente que a la hora de presentar alguna falla o desnivel puede ocasionar graves problemas. Sobre todo priorice los cuidados y no deje que niños lo manipulen. Mantenga bien engrasadas sus partes y revíselas con frecuencia para cerciorarse de que todas las piezas están correctas y enteras. Y en caso de notar alguna avería suspenda el uso del mismo hasta que sea solventada.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
PULSE Y LLAME